sábado, 27 de junio de 2015

Algunos aspectos NO nutricionales de la leche materna

En la actualidad, la gran mayoría de profesionales de la salud desconocen el funcionamiento de la lactancia materna y aunque en general todos son conscientes de la evidencia científica y son conscientes que la leche humana siempre "es mejor", son muchos los que sólo valoran los componentes nutricionales: "si el bebé aumenta de peso, se le ve sano y está feliz significa que la leche le está nutriendo", pero hay un aspecto muy importante en la leche materna que va más allá de sus beneficios nutricionales.

Algunos componentes de la leche humana son capaces de proteger contra las infecciones de oído, del sistema respiratorio, del sistema urinario, piel y sistema gastrointestinal del bebé, por lo cual si tenemos en cuenta la incidencia de este tipo de procesos en los bebés y sus consecuencias se evidencia que los beneficios no sólo son nutricionales, pues la infección supone una de las causas de mayor riesgo de mortalidad en la infancia.

Ahora, además, conocemos que la leche materna ha evolucionado en su composición para interferir con las infecciones.

Lactosa: Uno de los componentes más importantes en la leche materna es la lactosa, un carbohidrato con una importancia vital, pues además de que l´intestino la digiere muy fácilmente favorece la colonización del colon con bacterias que impiden la colonización con patógenos (agentes externos nocivos), no así la leche de 
VACA que favorece la colonización de estos patógenos.
AMAMANTAMIENTO Y SALUD ORAL

La lactancia también comporta una serie de beneficios para la salud oral de nuestros bebés. Los tejidos blandos modelan los tejidos duros, es decir, los movimientos de los labios y el contorno facial del bebe al ser amamantado favorecen la ejercitación de los músculos y un óptimo desarrollo de las estructuras faciales y mandíbula, por lo cual puede minimizar la necesidad de terapia de ortodoncia en el futuro.

Caries dental: La leche materna contiene lactoferrina, una enzima antibacterial que hace inaccesible la invasión por microorganismos. Además, al 1999 se desarrolló un estudio (*) que determinó que la leche humana, por sí misma, no es un factor cariogénico. En este estudio se comprobó que los niños amamantados durante sólo 3 meses presentaron un significativo aumento de caries que aquellos que lo fueron durante largo tiempo.
Además de todos los beneficios no nutritivos mencionados, hay que destacar para acabar que las hormonas que se producen con el amamantamiento (oxitocina, prolactina, endorfinas...) favorecen la conducta materna de cualquier mamífero con sus crías por el que no es un tema banal la importancia de los componentes no nutritivos que encontramos en la leche materna.


(*) (Pamela @E.*Erickson *Investigacion *of *the *roled *human *milk *in *caries *development. *Pediatric *Dentristy, 1999 21) (2)Mar-*Apr) 86:90

1 comentario:

  1. Mucha gente dice que la leche materna es mala y mucha gente dice que es buena, ya no se ni que voy a hacer cuando tenga un hijo porque siento que no es ni una ni la otra... Excelente post

    ResponderEliminar

Embolics en Facebook